Empresarios y Consejeros

Concurso de Acreedores para Empresarios y Consejeros

En primer lugar, tienes obligación, ante un problema grave de liquidez, de notificar dicha situación al Juzgado a fin de iniciar un Procedimiento Concursal. El objetivo, realmente, es dar estabilidad a la empresa en el presente y perspectivas de futuro.

Sobre todo, hay que destacar que según la Ley Concursal 22/2003, se estima que un empresario o una empresa es insolvente cuando prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones.

Especialmente relevante es indicar a los empresarios y consejeros de sociedades que están en situación de insolvencia, que dicha declaración no supone per se el cierre de su negocio. Nada más lejos de la realidad.

Ten en cuenta, que el cierre o liquidación de la empresa sólo se producirá si tras el Concurso de Acreedores, o durante éste, se demuestra la inviabilidad futura de la empresa.

Por otro lado, debemos recordar que existen una serie de situaciones donde el empresario deudor está obligado a presentar el Concurso de Acreedores.

La insolvencia en el Concurso de Acreedores para empresarios

Insolvencia o desbalance

Por desgracia, la situación de insolvencia o desbalance de un empresa no puede obviarse en perjuicio de sus Acreedores o confiando en un golpe de suerte futuro. Como podría ser el cobro de una factura, la firma de una nueva operación, etc.

Abogados y Procuradores Equipo de Abogados y Procuradores
Ten en cuenta, que el empresario está en situación de insolvencia si se dan los siguientes hechos:

1º Primeramente, el sobreseimiento general en el pago corriente de sus obligaciones.

2º Además, la existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general a su patrimonio.

3º También, el alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes.

4º Finalmente, el incumplimiento generalizado de obligaciones de alguna de los siguientes pagos:

  • Obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de Concurso.
  • Cuotas de la Seguridad Social, y demás conceptos de recaudación conjunta durante el mismo período.
  • Salarios e indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

Resumiendo, a partir de estos hechos, el deudor tiene dos meses para presentar el correspondiente Concurso de Acreedores. En caso de que no lo haga, el Concurso podrá ser declarado culpable. De ser así, el empresario o los Administradores y Consejeros de la empresa pueden sufrir las sanciones previstas. Destacan, entre otras, las de inhabilitación para administrar bienes ajenos o la indemnización por daños y perjuicios causados.

¿Cuando hay que iniciar las acciones concursales?

En LEXCONCURSOS asesoramos personalmente a nuestros clientes de cuándo presentar el Concurso, de los créditos que deben incluir y de los derechos y las obligaciones que les asisten. Asimismo, representamos a nuestro cliente ante los juzgados y realizamos las tareas pertinentes para proceder a las publicaciones necesarias en el Boletín Oficial del Estado.

Igualmente, prestamos nuestros servicios en la negociación con los Acreedores de sus deudas.

Resumidamente, todo esto va encaminado a que nuestros clientes depositen en LEXCONCURSOS la confianza necesaria. El objetivo es transmitir la máxima tranquilidad sabiéndose en manos de los mejores profesionales.

Contactar


¿Quién puede beneficiarse del derecho concursal?

 

Etapas de un concurso de Acreedores


Efectos y ConsecuenciasDeclaración del ConcursoLos AcreedoresFasesConcurso necesario

Efectos, Consecuencia y Defensa de Intereses

La regulación legal española de esta materia se encuentra en la Ley 22/2003 del 9 de julio, Concursal, modificada por el Real Decreto Ley 3/2009, de 27 de marzo, de medidas urgentes en materia tributaria, financiera y concursal ante la evolución de la situación económica.

El Concurso de Acreedores tiene como objetivo la protección de los diferentes derechos en juego derivados de una situación de crisis. Y los derechos en juego son, primero los de los Acreedores y, después, los de los Administradores de las empresas.

Los primeros, de hecho, pueden llegar a tener que presentar, a su vez, su propio Concurso de Acreedores si al final del procedimiento no ven saldadas sus deudas.

Por eso, es importante: prever, planificar, monitorizar y estar permanentemente asesorado a fin de no dejar caer nuestros derechos o no vernos envueltos en problemas legales derivados de un Concurso de Acreedores.

LEXCONCURSOS ofrece a sus clientes un servicio basado en dirección y coordinación de los procesos concursales a fin de que concursados y acreedores no se vean perturbados por las decisiones tomadas en otras empresas y puedan sentirse tranquilos sabiendo que sus derechos están convenientemente defendidos.

Solicitud de Declaración de Concurso

LEXCONCURSOS ofrece a todos sus clientes una amplia gama de servicios encaminados a limitar jurídicamente las consecuencias perniciosas que la presentación de un Concurso de Acreedores puede causar tanto a las empresas como a sus Directivos.

LEXCONCURSOS pone a su servicio:

  • Asesoramiento sobre la viabiliad-necesidad del Concurso.
  • Negociación previa con Acreedores.
  • Preparación del Escrito de Solicitud del Concurso Voluntario.
  • Defensa Letrada en todas las Secciones del Concurso.
  • Extender la defensa Letrada a miembros del Consejo de Administración, Administradores y Directivos.

Defensa de Derechos de Crédito de Acreedores

LEXCONCURSOS, a través de su red de abogados en toda España, pone al servicio de los Acreedores de un Procedimiento Concursal la posibilidad de dejar todo el asunto en manos de abogados expertos en Derecho Concursal y Reclamación de Deudas a fin de evitar las preocupaciones propias en la reclamación de Créditos.

Fase del Concurso de Acreedores

Las fases del concurso se describen en el artículo 183 de la Ley Concursal. Divide el procedimiento en seis SECCIONES:

  • PRIMERA.- Lo relativo a la declaración de concurso, a las medidas cautelares, a la resolución final de la fase común, a la conclusión y, en su caso, a la reapertura del concurso.
  • SEGUNDA.- Lo relativo a la administración concursal del concurso, al nombramiento y al estatuto de los administradores concursales, a la determinación de sus facultades y a su ejercicio, a la rendición de cuentas y, en su caso, a la responsabilidad de los administradores concursales.
  • TERCERA.- Lo relativo a la determinación de la masa activa, a la sustanciación, decisión y ejecución de las acciones de reintegración y de reducción, a la realización de los bienes y derechos que integran la masa activa, al pago de los acreedores y a las deudas de la masa.
  • CUARTA.- Lo relativo a la determinación de la masa pasiva, a la comunicación, reconocimiento, graduación y clasificación de créditos. En esta sección se incluirán también, en pieza separada los juicios declarativos contra el deudor que se hubieran acumulado al Concurso de Acreedores y las ejecuciones que se inicien o reanuden contra el concursado.
  • QUINTA.- Lo relativo al convenio o, en su caso, a la liquidación.
  • SEXTA.- Lo relativo a la calificación del concurso y a sus efectos.

Fases del Concurso de Acreedores

En la práctica, aplicando un criterio cronológico, existen cuatro fases:

  1. Actos previos.- Hasta el auto de admisión a trámite.
  2. Fase común.- Desde el auto de admisión a trámite hasta el informe concursal.
  3. Fase de resolución.- Convenio para continuar la actividad o liquidación.
  4. Determinación de la responsabilidad.

Puede haber una reapertura que nos devuelve a la Fase 3 (de resolución).

Concurso necesario

Las situaciones de insolvencia o de desbalance en las empresas están aumentando de manera vertiginosa debido a la crisis que sufrimos.

Pensemos en la insolvencia de una empresa como Martinsa-Fadesa. Esta insolvencia no provoca sólo su declaración de Concurso, sino que afecta directamente a las empresas que trabajaban para ésta. Es decir, las cuales se encuentran ahora en situación de insolvencia, lo que terminará en Concurso de Acreedores.

LEXCONCURSOS aconseja siempre a sus clientes que prevean estas situaciones de insolvencia a fin de presentar el Concurso de Acreedores Voluntario en tiempo y forma. Pero, a veces, estas recomendaciones llegan tarde y la empresa con problemas económicos está ya incursa en un Procedimiento Concursal y se enfrentará ante un Concurso de Acreedores Necesario. Esto tendrá tramitaciones y efectos más graves que el Voluntario.

El Concurso Necesario se inicia por solicitud de algún acreedor. Aunque el juez puede declarar Necesario un Concurso inicialmente Voluntario si se dan ciertas circunstancias. A dicha solicitud deberá acompañar documento acreditativo del crédito, así como su origen, naturaleza, importe, fechas de adquisición y vencimiento y situación.

La primera consecuencia, si se llega a esta situación, es la suspensión del ejercicio de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio del deudor.

Requisitos para la presentación de Concurso necesario

Para presentar la solicitud de Concurso Necesario, el acreedor deberá fundarla en el título por el cual se haya despachado ejecución o apremio sin que del embargo resultasen bienes libres bastantes para el pago, o bien en la existencia de alguno de los siguientes hechos:

1º En primer lugar, el sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.2º Además, La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.

3º También, El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.

4º Finalmente, el incumplimiento generalizado de obligaciones de alguna de las clases de pago siguientes:

  • Obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de Concurso.
  • Cuotas de la Seguridad Social, y demás conceptos de recaudación conjunta durante el mismo período.
  • Salarios e indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

LEXCONCURSOS dispone de profesionales que manejan información pertinente de las empresas que se encuentran en algunas de estas situaciones y que pueden fundamentar en nombre de un Acreedor la presentación de una solicitud de Concurso Necesario.

Asimismo, en LEXCONCURSOS ofrecemos servicios encaminados a la protección jurídica del empresario que está inmerso en una situación de Concurso Necesario, a fin de minimizar las consecuencias jurídicas de esta situación y de encauzar la situación a la normalidad mediante la firma de un Convenio con los Acreedores que minimice sus responsabilidades.


¿Hablamos?

Llámanos por teléfono

Envíanos un correo electrónico

Rellena nuestro formulario