¿Quien puede acogerse?

¿Quien puede acogerse a la Ley Concursal?

Presentar Concurso de Acreedores Voluntario

Primeramente, el concurso de acreedores permite que una persona física o jurídica pueda ampararse cuando deviene en insolvente. Es decir, cuando no puede hacer frente a la totalidad de los pagos que adeuda. El concurso de acreedores abarca las situaciones de quiebra y las de suspensión de pagos.

Por lo tanto, una cuestión clave en el concurso de acreedores es saber quién lo puede solicitar.

¿Quien puede presentar Concurso de Acreedores?

Según la legislación en materia de concurso, la legitimación para iniciarlo corresponde a:

  1. Primeramente a las personas físicas (sea el propio deudor o acreedor de dicho deudor).
  2. Si es persona jurídica, será competente para decidir sobre la solicitud el órgano de administración o de liquidación.
  3. Entidades sin personalidad jurídica, quien tenga la representación, según la legislación aplicable.
  4. Ten en cuenta, que cuando la presenta el deudor, ya sea persona física o no, nos encontramos en presencia de un concurso voluntario y si la presenta el acreedor de un concurso necesario.
Gestión de RRHH en crisis
Paradójicamente, la gestión de los Recursos Humanos suele dejarse en un segundo plano, cuando es uno de los pilares para la recuperación de la «normalidad». Por eso, hay que tener en cuenta cómo afecta no solo a la empresa, sino a Trabajadores y Directivos.
Abogados y Procuradores Equipo de Abogados y Procuradores
Presentar Concurso de Acreedores Necesario

También, puede iniciar el procedimiento un acreedor a quien no se abona su crédito. Por consiguiente, debe cumplirse el siguiente requisito inexcusable: haberse despachado ejecución o apremio y que en su cobro se haya detectado la existencia de, entre otros, supuestos como

  • El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.
  • Otro, el incumplimiento de obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de concurso, así como impago en las cuotas de la Seguridad Social, o de salarios e indemnizaciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

Finalmente, podrían, además, solicitar el concurso, aquellas terceras personas que tengan interés legítimo y acrediten una situación de insolvencia, aunque no sean acreedores.

Contactar


¿Quién puede beneficiarse del derecho concursal?

 

¿Hablamos?

Llámanos por teléfono

Envíanos un correo electrónico

Rellena nuestro formulario